Pelota en la Red

Después de ver el partidazo entre Alemania e Italia, creo que me merezco, para mi débil memoria ir registrando mi vida, mi vida, que desde los cinco años, va acompañada de una pelota, la que a veces fue un envase de yoghurt o a veces fue la de marca que usan en el campeonato. Para quienes sienten el fútbol va este blog con mis memorias peloteras.

Name:
Location: Lo Espejo, Santiago, Chile

Tuesday, July 25, 2006

Los Campeonatos de la U


Con la llegada a la Universidad, también llegan nuevas amistades, o compañeros, y generalmente en el caso de los hombres, las primeras conversaciones van relacionadas con las minas que se tiene de compañeras y del fútbol. Una de las primeras actividades que generalmente concita la atención de los mechones son los campeonatos internos de baby. No recuerdo fecha, pero era como abril de 2000 y los hombres del curso ya teníamos al equipo de primero de Periodismo listo para debutar. ¿El nombre del equipo? Drink Team. El partido inaugural era ante un equipo de Antropología, según datos que nos dieron, eran de los mejorcitos. Llegó la hora del partido, hora y día que había olvidado y por ende andaba sin equipo, lo que no fue problema ya que el Nacho andaba con una camiseta de más de la Universidad de Chile y convencimos al profe (el organizador) que me dejara jugar con zapatos de vestir y pantalón. Costó ponerse la azul, pero había que aperrar, como lo hice en todo el partido, el que huelga decir fue un partidazo, perdíamos 2 a 1, goles sin responsabilidad de mi parte y al rival no le podíamos hacer el empate, sin duda influía que el arquero jugará con muletas, ya que a mis compañeros les daba miedo marcarlo o cabecear los centros que el sálía a cortar con los elementos que lo mantenían en pie, de hecho en el futuro pasó a ser "El asesino de las muletas", al final el partido lo empatamos, comenzamos bien ante uno de los poderosos y yo, que me revolqué como chancho en barro, terminé siendo felicitado por mis coequipos y por los rivales. Después de dos juegos más, clasificamos a segunda ronda, pero hasta ahí no más llegamos, ya que enfrentamos a la entonces mítica "Garrafa Mecánica" el equipo invencible de la U, y que cuando estaba complicado el triunfo, era ayudado por el profe y los arbitros. Fuimos goleados y me hicieron goles hasta por debajo de la lengua, ahí sufrí una de mis peores humillaciones peloteras, ya que aunque nos hacían un gol tras otro, yo seguía poniendo las mismas ganas que si fuéramos uno a uno, no así mis compañeros, por lo que me llegaban con facilidad al arco y en desventaja para mi, pero yo, le seguía poniendo pino y en eso los tontones agrandados dicen: "mira el loco se cree los supercampeones".
El 2001 se tuvo la mala ocurrencia de hacer dos equipos, uno con los buenos y otro con los malos, esto, porque el curso había crecido y éramos muchos para jugar en un sólo equipo, ante la inminente noticia de que formaría parte del segundo grupo, me marginé sólo, aduciendo no estar de acuerdo con dividir al curso, y de paso, así me ahorraba el ser humillado siendo mandado con los malos.
El 2002 comenzó con cambio de nombre, en honor a nuestro profe gurú, pasamos a ser la "Fé Gumuciana", gran error, en el primer semestre dimos lástima. Vino en segunda mitad del año una reestructuración y con ello un nuevo nombre, puesto por Paillán: "Marrichiweu" que en español es "Diez veces venceremos" y así fue, tuvimos una campaña descollante, aunque huelga decirlo, yo me mantenía alejado del equipo, aunque la oferta de jugar la final, ya que el arquero nuestro jugaría por el otro equipo finalista (era de ellos, para nosotros parchaba) era muy tentadora, tanto, que la acepté. El camarín desbordaba de confianza, ya que los rivales, en su mayoría eran de periodismo también, pero no tenían buen nivel y sólo habían alcanzado la instancia desiciva a punta de que los rivales no se presentaban y que en semis definieron por penales ante el "Asesino de las Muletas". En la final, ganamos 5-4, si bien no jugué un gran partido, ya que mi sobrepeso a esas alturas comenzaba a ponerme más lento, tuve un par de atajadas que pudieron ser el 5-5 ó 5-6 en contra, como por ejemplo un cabezaso potente que saque con una sola mano. La celebración fue buena, con la copa llena de cerveza en el "Terremoto a 500", mientras que en local del lado pasaban sus penas los perdedores. Al final terminanos todos en la misma mesa analizando el cotejo.
El ser campeones nos sirvió para clasificar a la Copa Bolivariana, donde jugaban otras casas de estudio, jugué un sólo partido y conseguimos finalmente el tercer lugar, esfuerzo que casi no valió la pena, ya que la copa que recibimos, más parecía un cenicero.
En el 2003, decidimos que Marrichiweu había dado buena suerte, así que afrontamos con la mística mapuche el campeonato el campeonato apertura. Y si que dio buenos resultados, ya que avanzamos hasta la final, esperábamos rival y veíamos el encuentro del cual saldría, era entre un equipo de Antropología y Derecho, pero de repente, sin decir agua va, se desató una batalla campal con patadas voladoras incluídas. Este hecho motivó que el profe tuviera que expulsar a ambos cuadros de la competencia, saliendo nosotros campeones por secretaría, igual terminamos celebrando en el mismo local en que lo hicimos cuando vencimos el año anterior.
En el segundo semestre nuevamente se llegó a la final, ahí jugué solamente el partido inaugural, en el que vencimos fácilmente, ya que el arquero rival era muy malo, de hecho por primera y única vez jugué de delantero, marncando dos goles. En la final, ante uno de los equipos del profe, nos saquearon, y perdimos 3 a 1. Yo en ese partido no estaba tan preocupado del resultado, aunque igual fuí a agarrar mi medalla plateada que para mi era un orgullo, no así como mis compañeros que algunos ni la quisieron, pero como dije, no estaba tan preocupado de eso ya que ese día me llegaba un evío de dinero de mi padre desde Estados Unidos. Como ven, hasta en eso he tenido experiencias de futbolistas profesionales, ganado partidos sin jugar, por necesidades técnicas jugar en posiciones que no son la mía, y una vez que he ganado un par de campeonatos, dar prioridad al dinero en vez de la redondita de cuero.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

HispaLab
HispaLab